Compras compulsivas

 compradora compulsiva

En una sociedad cada vez más materialista y centrada en el hedonismo, caracterizada por las prisas y la inmediatez, el fenómeno de las compras compulsivas parece que ha encontrado su hueco.

Ahora que se acercan las fiestas de Navidad parece que todos nos vemos impelidos a dejarnos arrastrar por comprar y comprar, desde Cortilandia, hasta la lotería de Navidad pasando por toda la oferta de productos navideños que cada vez antes se colocan en los stands de los supermercados y centros comerciales.

Un cierto derroche, aunque estemos en crisis, es algo normal, pero a continuación tenemos las claves de lo que puede despuntar como un problema de compras compulsivas:

  1. comprar más cosas de las que uno tenía previsto.
  2. un gasto de dinero notablemente mayor de lo presupuestado.
  3. tener muchos créditos abiertos y aún así seguir gastando.
  4. comprar muchas y muchas cosas innecesarias..................Y sobre todo:
  5. sensación de pérdida de control (“cuando empiezo a comprar no puedo parar”)
  6. la gente empieza a decirme que mis compras no son normales, que compro más de lo que la gente habitualmente hace.
  7. endeudamiento
  8. ansiedad si salgo a la calle y no compro nada.
  9. sentimientos constantes de culpa tras haber comprado.

Si te ocurre alguna cosa de estas, te proponemos los siguientes pasos para poder hacer frente a una posible adicción a las compras:

  • Haz una lista concreta con las cosas que de verdad te hacen falta. No te dejes llevar por tus impulsos.
  • Lleva un control de tus gastos económicos. ¿Cuánto dinero me puedo gastar?.
  • No salgas con la tarjeta de crédito.
  • Trata de evitar las tiendas que más te gustan y que sabes que si entras “picas”.
  • Sal a la calle con poco dinero, o acompañada.
  • Intenta buscar una actividad alternativa a ir de compras.
  • Trata de mantener tu mente ocupada y distraída haciendo cosas que requieran tus cinco sentidos (p.ej es preferible que cocines antes que ver una película)
  • Si todo esto te falla NO dudes en acudir a un profesional de la psicología.

Miguel del Nogal

Psicólogo