Dar y Recibir

 manos unidasPhiNAPHantaSY

Damos y al dar, sin presiones, sin exigencias, simplemente entregándonos a lo que el otro necesita, recibimos, recibimos quizá aquello que necesitamos. Recibimos, a veces, sin pedirlo, el otro nos da, nos ofrece lo que tiene, una mirada, una caricia, su tiempo, una idea, una oportunidad.

¿Pedimos? ¿Nos atrevemos a pedir? Para muchas personas pedir ayuda, una información, pedir un poco de aliento, es muy difícil. Parece que ser fuerte consiste en ser autosuficiente. Nada más lejos de la realidad.

Los seres humanos somos seres sociales y estamos aquí tras muchos miles de años de evolución, gracias a la cooperación, al dar y al recibir.

Cuando pedimos ayuda a otra personas, pensamos que podemos molestarla, pero lo que el otro siente es ser valioso y especial porque se ha convertido en sujeto de nuestra petición, hemos puesto nuestra pequeña vulnerabilidad en sus manos, eso le hace sentirse útil e importante. Cuando pedimos también damos.

¿Qué necesitas hoy? Pídelo

¿Qué puedes dar hoy? Dalo

Raquel López Vergara

Psicóloga y coach